9 de octubre de 2014

Viña Real 1962 Gran Reserva

Vino: Viña Real 1962 Gran Reserva
Bodega: CVNE - Compañía Vinícola del Norte de España (Haro, La Rioja)
Enlace de la bodega: http://www.cvne.com
Denominación de Origen / Zona: D.O.Ca. Rioja
Variedades: 70% tempranillo, 20% garnacha, 10% mazuelo, graciano y viura
Alcohol: 13.6% vol.
Elaboración: Permanece durante 12 meses en depósitos para finalizar la fermentación maloláctica y reposar antes de pasar a criarse en madera. La mayor parte del vino madura durante un mínimo de 60 meses en barricas semi-nuevas de 225 litros, 70% de roble americano y 30% francés. Según la cosecha se deja descansar entre 48 y 100 meses en los botelleros de los calados de la bodega. Comercializado a mediados de la década de los 70. Reencorchado, reetiquetado y lacrado en agosto de 2011.

Notas de cata: De color rubí granatoso de medio cuerpo, limpio, translucido. Reflejos rojizos y ambarinos, brillante. Borde amplio, anaranjado.

Rotundo en nariz, de tanta potencia como complejidad. Una de esas botellas que se abren en el momento justo; justo cuando ha llegado a su máximo apogeo después de 40 años en botella. Este Viña Real lo tiene todo. Elegantísimo. Se presenta humeante, nubloso, otoñal, con un amplísimo amplio abanico de terciarios: múrgulas, hongos, sotobosque, hoya de carbonero, tizos de haya, trufa périgord... Tremendo!! Su altura y tensión es desafiante. Va ganando aún si cabe en apuntes de corte mineral, grafito, silex, roca de perdernal. Botella servida a intervalos de 45-60 minutos para ver cómo va evolucionando. Es un auténtico espectáculo. Se va descarnando, descascarillándose de todo artificio innecesario. Sale la más preciosa de las maderas, un tostado de lujo y finalmente, como regalo final, la más fresca y generosa de la fruta roja que hayamos probado. Bendita garnacha que regaba Viña Real!!! Un tortazo en plena cara a todos aquellos que afirmaron en su día que esta uva era un mejillón cebra que había remontado el Ebro hasta llegar a la Rioja.

En boca es la simpleza misma. Entrada sedosa, aterciopelada, inundándonos de frescor y de una sensación de integridad absoluta. Tan amplio como largo, lleno de fruta, sabroso y lleno de vigor, con un apunte de dulcedumbre exquisito (vuelve la garnacha) y un deje especiado. Vinos así hacen soñar y justifican cualquier precio. Por ahí todavía quedan un par de botellas guardadas en el cofre.

Nota personal: 98 
Nota del grupo de cata: 99
Precio:
110 €

No hay comentarios: