13 de octubre de 2015

Viña Pomal 1964 Reserva Especial

Vino: Viña Pomal 1964 Reserva Especial
Bodega: Bodegas Bilbaínas (Haro, La Rioja)
Enlace de la bodega: http://www.bodegasbilbainas.com
Denominación de Origen / Zona: D.O.Ca. Rioja
Variedades: 70% tempranillo, 25% garnacha, 5% mazuelo, graciano y viura
Alcohol:
Elaboración: La mayoría de la tempranillo procede de la viña El Pomal, ubicada en el municipio de Leza, Rioja Alavesa, junto a pequeñas partidas de parcelas en los alrededores de Haro. El vino permanece inicialmente durante 12 meses en grandes tinos de madera vieja en los que realiza la fermentación maloláctica y se estabiliza antes de ser trasegado para su posterior crianza en madera. Madura entre 72 y 84 meses en barricas usadas de roble americano de 225 litros. Sometido a diversas trasiegas manuales cada año con el objetivo de no tener que filtrar el vino antes de su embotellado. Clarificación tradicional con claras de huevo frescas. Un mínimo de 5 años de guarda en botellero en los calados de la bodega antes de ser comecializado.

Nota de cata: De color rubí rojizo de capa media, poca extracción, muy claro, límpido, sin asomo de precipitados en la base de la botella. Brillante, con irisaciones rojizas y anaranjadas. Borde amplio, atejado, marcado respecto al menisco.

De elegancia casi exagerada, expresivo y delicado, con un perfumado requiebro inicial de apuntes de fina reducción (cedro, tabaco inglés, marroquinería) que sin prisas se van aposentando y ganando en intensidad para ir adentrándonos en zonas más umbrías, a sotobosque, castañas en rama, fúngicos, carbón vegetal, tizones... Aún con tanto brumoso es capaz de dar otro paso adelante dejando espacio para que se aprecien matices de fruta roja reducida y un punto vegetal a herbolario, casi medicamentoso. Mantiene un vibrato altísimo, firme, natural, para nada impostado, que le da una personalidad tremenda.

En boca está tallado en seda. Fresco, acariciante, suave en el paso pero tremendamente sabroso y con mucha "chicha" de por medio. La fruta es ligeramente dulzosa, con rastros de vainilla y madera añeja, embestida por un hilo de acidez que lo hace todo más fácil y eleva poco a poco el conjunto a un nivel tremendo. Lo tiene todo: personalidad, equilibrio, tersura y un final eterno en el que rezuma esa misma fruta y un amargoso de grandísima calidad. Uno de esos Pomal que prestigia esta mítica marca e ilustra la excelencia de Bilbaínas a mediados de siglo. Incluso por encima del Pomal Reserva Especial de 1962. Vino para recordar durante mucho, mucho tiempo.

Nota personal: 95
Nota del grupo de cata: 95
Precio: 80 €

No hay comentarios: