16 de abril de 2013

Martínez Lacuesta 1958 Reserva Especial

Vino: Martínez Lacuesta 1958 Reserva Especial
Bodega: Bodegas Martínez Lacuesta (Haro, La Rioja)
Enlace de la bodega: http://www.martinezlacuesta.com
Denominación de Origen / Zona: D.O.Ca. Rioja
Variedades: 80% tempranillo, 15% mazuelo, 5% graciano
Alcohol: 11.8% vol.
Elaboración: Permanece entre 18 y 24 meses en grandes depósitos de madera en los que finaliza la fermentación maloláctica y se estabiliza antes de ser trasegado a las barricas. El vino es sometido entre 84 y 96 meses de crianza en barricas usadas de roble americano de 225 litros. Un mínimo de 3 años de guarda en botellero antes de ser comercializado. Alambrado en las instalaciones en Haro.
Información de interés: Durante años este vino se embotellaba con una etiqueta especial para la Casa Real Española. Se empleaba como vino principal en los banquetes oficiales y para los viajes del rey Juan Carlos I.

Nota de cata (16/04/2013): Rubí de media capa, limpio y brillante, borde anaranjado. En nariz sigue en la línea de la primera cata.

Aromas de mucha complejidad e integridad. Encontramos elegantes notas de monte umbrío, hojarasca, marroquinería y un fondo de fruta roja sorprendemente vivo, casi cítrico (ciruelas, picotas, endrinas). Va ganando en potencia al respirar asomando suaves cremosos, especias ahumadas.

En boca es suave y aún más elegante que en nariz. Íntegro, estructurado, puro equilibrio, sabroso, con taninos rutilantes, y una acidez marcada. Tiene el sello de las grandes añadas de Martínez Lacuesta, a la altura del 64 o 70.

Nota personal: 92
Nota del grupo de cata: 92
Precio: 60 €

Nota de cata (29/03/2013): Rubí de medio cuerpo, luminoso, brillante, comletamente atejado, reflejos rojizos.

Nariz de gran intensidad, abierto y lleno de detalles. Elegante. Inicialmente predominan los terciarios, cuero, abedul, trufa negra. Evoluciona a notas de fruta roja en sazón, apuntes cítricos (melocotones, nectarina) y un torrente de especias ahumadas. Cada vez más fino y complejo.

En boca muestra las bondades del expléndido 58 que aporta esa chispa de vivacidad, esa acidez vibrante que lo envuelve todo. Un vino despierto, vivo, mayúsculo, de gran volumen, con enorme estructura y profundidad, aunque sin renunciar a la finura. Hay una gran cantidad de taninos, firmes y sedosos, con apuntes de vainilla, tostados y suaves cremosos. Hermoso, con mucha elegancia y clase. Otro estilo de Rioja que lamentablemente no es la habitual.

Nota personal: 93  
Nota del grupo de cata: 92
Precio: 60 €


No hay comentarios: